Archivo de la categoría: Informacion

Discurso de Steve jobs en Stanford (subtitulado)

Sí, podemos solucionar el cambio climático [R21]

http://www.r21.la/

El problema del cambio climático se genera, principalmente, porque somos mas de 6 mil millones de personas en el mundo que, con nuestros quehaceres diarios, contaminamos y generamos CO2. Si bien las cantidades emitidas por cada individuo, de forma particular, no son una amenaza, la suma de todas las emisiones de todos los habitantes del planeta constituye una seria amenaza para el equilibrio de nuestro planeta. Pero en el origen del problema, también reside la solución. una vez que entendemos que la acción combinada de los seres humanos puede destruir al planeta, descubrimos también que puede salvarlo. Es alentador pensar que la solución es posible y que para lograrlo no se requiere de un gran esfuerzo individual: con sólo ser un poco más responsables y modificar algunas conductas diarias, lograremos un gran cambio en el corto plazo, ya que la suma de estas pequeñas acciones individuales, multiplicada por millones, es el gran cambio que necesitamos. Por esta razón, es sumamente importante que comentes estos temas con tus amigos y familia, para que todos se sumen al cambio. Somos el problema, pero también la solución.

TIPS

La actividad humana genera seis Gigatoneladas de dióxido de carbono al año, pero la Tierra sólo puede reciclar tres. El resto se acumula cada año en la atmósfera intensificando el efecto invernadero. Por eso es importante limitar nuestras emisiones de forma inmediata. Es fundamental entender que cualquier contribución por chica que parezca es muy importante. Todos los consejos aquí descriptos no sólo ayudarán a combatir el cambio climático, sino que también significarán un gran ahorro en tus gastos y una mejora en tu calidad de vida.

EN LA CASA

ILUMINACIÓN

Apaga las luces cuando no las necesites. Apagar 5 luces en pasillos y habitaciones de la casa cuando no las usas puede evitar unas emisiones anuales de 400 kg. de CO2. Haz que el último que deja el lugar de trabajo sea responsable de apagar las luces y los aparatos eléctricos.

Utiliza tubos fluorescentes donde necesites más luz y esté encendida muchas horas; por ejemplo, en la cocina.

Utiliza bombillas (o lamparitas) de bajo consumo. Una sola de ellas puede evitar unas emisiones anuales de 400kg de CO2. Además duran 10 veces más que las bombillas (o lamparitas) convencionales. Si bien cuestan más que las comunes, resultan más económicas a lo largo de su vida útil dado su mayor duración y consumo menor.

En la medida que puedas cambia a lámparas de LED. Estas lámparas son el futuro de la iluminación, tienen una vida útil de unas 100 000 horas, funcionan durante años sin producir ningún residuo, ni la consiguiente contaminación y por sobre todo ahorran muchísima energía.

Limpia de vez en cuando las bombillas y las pantallas, el polvo reduce la luminosidad.

Deja que la luz del sol entre en casa. Reduce tus emisiones de CO2 y ahorra en tu factura eléctrica aprovechando al máximo la luz natural.

Los colores claros en las paredes, techos y suelos, y la colocación de espejos para reflejar la luz del día, te ayudaran para aprovechar mejor la iluminación natural y reducir la artificial.

Regula la iluminación a tus necesidades y da preferencia a la iluminación localizada: además de ahorrar energía conseguirás ambientes más confortables.

AHORRO ENERGÉTICO

Compra aparatos con etiquetado energético de la clase A o B, cuyo consumo energético está optimizado.

No dejes los aparatos eléctricos en modo stand-by (espera). Utiliza la función on/off del propio aparato. Un televisor que permanece encendido durante 3 horas al día (el promedio de horas que vemos la televisión), y en modo stand-by las 21 horas restantes, consumirá aproximadamente el 40% de la energía total en el modo stand-by. Una buena en estos casos es la utilización de “zapatillas” para conectar todos los equipos de audio y tv de la casa. De esta forma, podrás apagarlos todos de una vez sin tener que desenchufarlos al salir de tu casa.

De esta forma ahorrarás hasta un 10% en el consumo eléctrico (aproximadamente 200.000 W al año).

Desconecta el cargador del celular cuando no lo utilices. Incluso cuando no está conectado al teléfono, consume electricidad. Existen cálculos que señalan que el 95% de la energía se pierde cuando dejas el cargador enchufado todo el tiempo.

Apaga la computadora cuando estés fuera de la oficina durante reuniones largas o a la hora de la comida. Así, podrás ahorrar hasta un 20% en el consumo eléctrico diario.

CALEFACCIÓN

Reduce la potencia de la calefacción. Bajando la temperatura sólo 1°C puedes reducir tu factura entre un 5 y un 10% y evitar hasta 300 kg de emisiones de C02 por hogar por año.

Programa el termostato para que, durante la noche o cuando no estés en casa, baje la temperatura, y cuando te despiertes o vuelvas a casa la temperatura sea agradable de nuevo. Esto reducirá la factura entre un 7 y un 15%.

Mejora el aislamiento de la casa, ya que la mitad de la energía que se consume en un hogar, escapa por ventanas, rendijas o puertas. Aislar es, por lo tanto, la palabra clave para ahorrar energía.

Instala ventanas de doble acristalamiento. El 40% de las fugas de calor de la vivienda se produce a través de las ventanas: el doble vidrio reduce esas pérdidas a la mitad y te permite ahorrar un 20% de la energía que gastas en calefacción. También evitarás ruidos molestos del exterior y conservaras por mas tiempo la temperatura interior. Esto es tanto para calentar como para enfriar la casa.

Instala burletes adhesivos en los cierres de ventanas y puertas. Te permitirán ahorrar entre un 5 y un 10% de energía que es el calor que se escapa justamente a través de las rendijas y cierres de las ventanas y puertas exteriores.

Abre las ventanas sólo el tiempo necesario para renovar el aire de una habitación. Si las dejas demasiado tiempo abiertas, perderás el calor o frío que has generado. Para ventilar completamente una habitación es suficiente con abrir las ventanas alrededor de 10 minutos: no se necesita más tiempo para renovar el aire y se malgasta energía.

Intenta que la temperatura de la casa se mantenga siempre ligeramente por debajo de los 20˚C. Recuerda que cada grado que aumentes la temperatura de la calefacción estará consumiendo entre un 5 y un 7% más de energía.

Cierra las persianas y cortinas por la noche: evitarás importantes pérdidas de calor o frío.

No dejes escapar el calor de tu hogar. Cuando ventiles la casa, abre las ventanas sólo unos minutos. Si dejas una pequeña abertura todo el día, la energía necesaria para mantener el interior caliente durante los seis meses de más frío será de casi una tonelada de emisiones de CO2.

REFRIGERACIÓN

Mantén el frío con un ventilador. Los aparatos de aire acondicionado consumen mucha energía: un aparato de aire acondicionado en una habitación de tamaño mediano funciona a 1.000 vatios, generando emisiones de unos 650 gr de CO2 aproximadamente por dia. Los ventiladores son una buena alternativa. Si no, utiliza el aire acondicionado moderadamente y busca los modelos más eficientes (con etiquetado energético A o B).

COCINA

Hierve la cantidad justa de agua. Si hierves solamente el agua necesaria para tu taza de té, ahorrarás una gran cantidad de energía.

Tapa la olla mientras cocinas. Así ahorrarás mucha energía al preparar el plato. Aún mejor son las ollas a presión y las vaporeras, que ahorran alrededor de un 70% de energía.

Las cocinas eléctricas consumen tres veces más energía que las de gas.

Cuando puedas, prefiere el microondas al horno.

Evita abrir la puerta del horno cuando se lo esté utilizando. Cada vez que la abres se pierde, como mínimo, el 20% del calor acumulado en su interior.

Aprovecha el calor residual del horno apagándolo unos cinco minutos antes de terminar de cocinar los alimentos.

Procura aprovechar al máximo la capacidad del horno y cocina, si es posible de una vez, el mayor número de alimentos. Para cocciones superiores a una hora, no suele ser necesario precalentar el horno.

Descongela los alimentos dentro de la heladera. Evitará el consumo de energía del horno o del microondas para descongelar.

HELADERA

No pongas en la heladera alimentos calientes o templados. Ahorrarás energía si dejas que se enfríen primero.

Mueve tu heladera. Si está cerca del fuego o la caldera, consumirá mucha más energía que si está apartada de ellos. Si no puedes reacomodar los muebles y artefactos de tu cocina, averigua para colocar algún aislador térmico entre ambos, eso ayudara mucho en la eficacia del funcionamiento de cada aparato.

Limpia el polvo de las bobinas que se encuentran detrás de tu heladera para ayudar a dispersar el calor y mejorar la eficiencia energética. ¡Una heladera con las bobinas sucias puede gastar un 30% más de electricidad!

La temperatura recomendada para una heladera es de 1 a 4º C y la del congelador, de -18º C. Cada grado por debajo de estas temperaturas no influye en la buena conservación de los alimentos, pero sí incrementa el consumo energético en un 5%.

Descongela la heladera antes de que la capa de hielo alcance 3 mm de espesor. Esto hará que se aproveche mas el frío de tu congelador.

Abre las puertas de la heladera y el congelador el menor tiempo posible para evitar que el frío se escape. Unos segundos bastan para perder buena parte del frío acumulado.

La utilización de una heladera etiquetada con la letra A, en función de su eficiencia energética, reduce 81 Kg. de CO2 anuales en comparación con una C.

LAVADORA

Utiliza la lavadora solamente cuando tengas suficiente ropa como para llenarla. Tampoco hace falta poner una temperatura demasiado alta. Hoy en día los jabones son tan eficientes que limpian la ropa a bajas temperaturas.

Limpia regularmente el filtro de la lavadora: funcionará mejor y ahorrará energía.

SECADORA

Utiliza la secadora solamente cuando sea absolutamente necesario. Cada ciclo de secado produce unos 3 kg de emisiones de CO2.

Secar la ropa de forma natural es sin duda la mejor manera de hacerlo: la ropa durará más y la energía utilizada es gratis y no contaminante.

LAVADO DE VAJILLA

Modera el uso del lavavajillas. Procura usarlo cuando esté completamente lleno.

Hoy en día los detergentes limpian la vajilla a con agua a bajas temperaturas.

Lavar los platos con la canilla abierta consume enormes cantidades de agua, y esto se puede evitar fácilmente usando un tapón para la pileta de lavar.

AGUA Y BAÑO

Dúchate en lugar de bañarte. Consumirás cuatro veces menos energía y podrás ahorrar entre 100 y 200 litros de agua. (y estarás igual de limpio!)

Cierra bien la canilla cuando te cepilles los dientes y ahorrarás varios litros de agua (entre 10 y 20 litros). Podes usar un vaso cuando te cepillas los dientes. Tambien podes cerrar la canilla mientras te enjabonas las manos o te afeitás. Nunca dejes el agua corriendo.

Arregla las goteras. Aunque parezca poco, el goteo de una canilla puede hacer perder el agua suficiente para llenar una bañera en un mes.

El ahorro de agua trae aparejado un ahorro de energía, ya que el agua es impulsada hacia nuestras viviendas mediante bombas eléctricas.

Calentar el agua con gas en lugar de hacerlo con electricidad, evita que cada familia emita a la atmósfera hasta media tonelada de CO2 al año.

RESIDUOS

Recicla papel, metal y plásticos. Se puede dejar de emitir 1 tonelada de CO2 al año reciclando sólo la mitad de los desperdicios domésticos.

Reutiliza las bolsas de plástico o lleva bolsas propias al supermercado. Cada bolsa que termina en la basura tarda en descomponerse entre 100 y 150 años!

A la hora de comprar dos productos similares, elige el que tenga menos packaging. Se puede dejar de emitir 544 kilos al año si se reduce un 10% la basura derivada de envases.

Evita comprar alimentos y bebidas en envases de plástico. Prioriza los envases de vidrio.

TECHOS VERDES

Mantén tus techos, terrazas y balcones lo mas verde posible, llena de macetas con plantas los ambientes externos.

La vegetación y las plantas son aislantes térmicos, disminuyen los efectos de vientos y la contaminación por partículas en el aire. Además consumen CO2 y producen oxígeno.

TRANSPORTE

Los medios de transporte y carga representan un gran porcentaje del CO2 que se libera a la Atmósfera diariamente. Por eso es tan importante prestarle especial atención a como los utilizamos, ya que aquí es una de las áreas donde mas se pueden recortar las emisiones.

Por cada litro de combustible que quema el motor de un coche, se libera una media de 2,5 kg. de CO2.

Al caminar, andar en bici o usar el transporte público se puede ahorrar casi medio kilo de CO2 por kilómetro al no utilizar tu auto.

Evita los trayectos en coche cuando se trate de distancias cortas, porque el consumo de combustible y las emisiones de CO2 son muchísimo más altas cuando el motor está todavía frío. Los estudios demuestran que uno de cada dos trayectos urbanos en coche es de menos de tres kilómetros, una distancia que se puede recorrer fácilmente en bicicleta o a pie.

Si vas a cambiar de coche, ten en cuenta el consumo de combustible del nuevo vehículo.

No calientes el motor del coche antes de salir; la cantidad de combustible que consume en ese momento es mayor que la que ahorras si comenzás el trayecto con el motor frío. Además los motores actuales ya no necesitan ser precalentados.

Asegúrate que los neumáticos tengan la presión adecuada; si la presión baja 0,5 bares, tu coche consumirá un 2,5% más de combustible para superar la resistencia y, por tanto, liberará un 2,5% más de CO2. Llevar los neumáticos debidamente inflados reduce hasta un 3% el consumo de carburante y la consiguiente emisión a la atmósfera.

No corras: gastarás menos gasolina y emitirás menos CO2. Ir a más de 120km/h aumenta un 30% el consumo de combustible, frente a una velocidad de 80km/h. Las marchas cuarta, quinta y sexta son las más económicas en lo que se refiere al consumo de combustible.

¿Escuchaste hablar de la eco-conducción? Podés reducir el consumo de combustible un 5%. Poné en marcha el coche sin pisar el acelerador, subí una marcha cuanto antes y mantené la velocidad constante.

Utiliza el aire acondicionado con moderación. Cuando el aire acondicionado del coche está encendido, el consumo de combustible y las emisiones de CO2 aumentan un 5% aproximadamente.

Las bicicletas no contaminan ni generan gases de efecto invernadero y por sobre todo, te hace bien a tu salud!

Comparte los viajes en auto con colegas o vecinos.

COMUNIDAD

Es importante que seas parte del cambio, una forma es hacerle entender a tus amigos y familiares sobre los problemas medioambientales para que tomen conciencia y comiencen a realizar estos pequeños cambios necesarios.

Contribuye con una organización que apoye las causas medioambientales.

Apoya a los políticos que estén trabajando en temas de protección ambiental y cambio climático. En varios países de la región, los Partidos “verdes” ya son muy populares.

Participa y apoya campañas de forestación y reforestación

OFICINA

Compra equipos ecoeficientes

Apaga las luces al final del día o directamente evita usarlas. Muchas de las oficinas modernas tienen amplios ventanales y no necesitan de las luz artificial durante el día. El encenderlas no hará que la empresa luzca mejor, por lo contrario, dará una imagen de derroche y de falta de respeto hacia el medio ambiente.

Desconecta las computadoras y otros aparatos al salir de la oficina o cuando estén sin uso.

Imprime documentos en papel lo menos posible y procurá usar papel reciclado.

VACACIONES

Antes de irte de vacaciones, apagá las luces y no olvides desconectar todos los aparatos que puedas para ahorrar electricidad. Si dejas los aparatos conectados, seguirán consumiendo energía aunque estén apagados.

Si estás entre dos destinos, elegí el más cercano.

En lo posible utiliza mas el tren y menos el avión o el ómnibus.

AGUA CALIENTE

Los sistemas con acumulación de agua caliente, o “termotanques” son más eficientes que los sistemas de producción instantánea y sin acumulación (calefones).

Fijando la temperatura de preparación del agua caliente por encima de los 60˚C se derrocha energía y se pueden producir corrosiones y obstrucciones muy importantes en las tuberías de la instalación.

Racionaliza el consumo del agua.

Una temperatura entre 30 y 35˚C es más que suficiente para tener una sensación de comodidad a la hora de la higiene.

RECICLADO

Los residuos son una fuente potencial de energía y materias primas que puede aprovecharse en los ciclos productivos. De hecho, gran parte de la basura que se genera es recuperable o reciclable.

Reducir el volumen de basura generada, ya sea a través del reciclado o de la compra sustentable, permite reducir emisiones.

Hay que tener en cuenta que algunos tipos de papel, como los plastificados, los adhesivos, los encerados, los de fax, etc. no pueden reciclarse.

El vidrio es reciclable al 100%. Por cada botella que se recicla se ahorra la energía necesaria para mantener un televisor encendido durante 3 horas o la energía que necesitan 5 lámparas de bajo consumo de 20 W durante 4 horas.

La fabricación del aluminio es uno de los procesos industriales de mayor consumo energético y de mayor impacto ambiental. Modere la utilización de papel de aluminio y trata de no consumir productos que vengan en esos envases, como las gaseosas y cervezas, los desodorantes en aerosol, etc.

Reducir las basuras consiste también en rechazar los distintos tipos de envases o empaquetados cuando éstos no cumplan una función imprescindible.

El Vino

Los vinos pueden ser clasificados por diversas características.

Vamos a ver las principales clasificaciones, según diversos aspectos,

como su contenido en azúcar, por su color, por su edad. etc. :

1. Por su contenido en azúcares.

Desde g/l *
Hasta g/l *
Tipo de Vino
00
05
Secos
05
15
Abocados
15
30
Semi-Secos
30
50
Semi-Dulces
50
Adelante
Dulces

* Gramos por Litro

2. Por su color.

Tintos.

Rosados.

Blancos.

3. Por su edad.

Sin crianza. Vinos del año.

Crianza. 1 año al menos en barrica de roble.

Reserva. 1 año al menos en barrica de roble y 2 años más en botella.

Gran reserva. Más de 2 años en barrica de roble y 3 más en botella.

Debemos tener en cuenta que el vino por tener más años no es mejor. Al ser un producto “vivo” tiene un punto óptimo, a partir del cual puede comenzar a estropearse. La edad del vino se mide por la añada (año de cosecha del mismo). Todas las añadas son distintas, y pueden ser muy diferentes en función de múltiples factores, siendo de gran importancia el clima habido durante ese año.

Vida del vino.

Los vinos blancos suelen tener una vida más corta que los vinos tintos. Pocos vinos blancos suelen durar más o menos los 2 ó 3 años, mientras que un buen tinto puede llegar a durar varias décadas. Aunque siempre hay excepciones que confirman la regla. Respecto de la graduación, un buen tinto no debería tener más de 13 – 14 grados; los blancos de 10 a 11 grados. Pero puede haber distintos tipos de graduaciones en función del tipo y origen del vino.

Aunque desarrollaremos el tema con mayor complejidad como indicamos anteriormente, podemos dar algunas ideas de los conceptos utilizados en las catas de los vinos para poderlos catalogar e incluir en las clasificaciones dadas en la página anterior. La mayor parte de los vinos pasan por un proceso de cata que hace posible su clasificación.

También conocida como tarjeta de degustación. Los principales conceptos que podemos encontrarnos son:

1. Fruta.

Si el vino es poco afrutado o muy afrutado.

2. Sequedad o dulzor.

Grado de azúcar del vino, desde seco (poco azúcar) a dulce (con mucho azúcar).

3. Cuerpo.

De ligero a mucho cuerpo.

4. Taninos.

Nivel de taninos: desde nada tánico a muy tánico.

5. Madera.

Desde no tiene a tiene mucha madera.

6. Complejidad.

Valoración de elementos diversos del vino.

7. Potencial de guarda.

Puede ser para tomar ya o puede darse un tiempo de guarda ( por ejemplo una década).

Fuente: http://www.protocolo.org/social/en_la_mesa/tipos_de_vino_clasificaciones.html

Tipos de Uvas para la elaboración del Vino

Carbenet Sauvignon (Tinta Clásica)

Es la uva más famosa del viñedo mundial. Burdeos y concretamente el Médoc le deben su fama y prestigio. Ha podido también aclimatarse a zonas tan dispares como la llanura libanesa de Bekaa, la fría isla Sur de Nueva Zelanda o los secos suelos alicantinos en España, pero es en Médoc y California, los dos extremos climáticos, donde la Cabernet alcanza su óptimo desarrollo.

Se habla de su origen bordelés por los antiguos sinónimos Vidure (viña dura), atribuido a Jean-Baptiste Secondat, agrónomo francés del siglo XVIII e hijo de Montesquieu, y Vidure Sauvignonne, ambos identificados con la cepa Biturica citada tanto por Plinio como por el gaditano Colmuela al referirse, según el botánico Pierre Gallet, a los vinos que elaboraban los antiguos habitantes del Médoc: los bituriges vibisci. Pero es a finales de ese siglo cuando el barón Joseph-Hector de Branne reconstruye el viñedo Bordelés arrancando numerosas cepas blancas y agrupando las tintas, insertadas hasta entonces entre las blancas.

Pero en cualquier lugar prevalece un carácter que da vinos de color concentrado, intenso, con un particular ribete centellante, definido y vivo, y un aroma fácil de identificar. Recuerda a grosellas y trufa solo cuando se cultiva en Médoc, y a notas de pimiento verde y cedro cuando crece en zonas cálidas. El sabor es también nítido y concentrado, con un tacto tánico y ácido peculiares. Expresa todas sus cualidades con rendimientos inferiores a 50 hl/ha.

En la zona francesa, pese al clima más lluvioso, el increíble drenaje del suelo de Aluvión permite retener el calor de la grava y hace madurar las cepas (por abajo), mientras la acción de un sol moderado completa el desarrollo de la uva (por arriba). Los Cabernets californianos, por el contrario, maduran con una fuerte insolación sin brumas, altas temperaturas y riego abundante. El resultado son vinos de alto grado (13% Alc.vol.), pero con acidez suficiente y una inconfundible nota balsámica, el toque de alcohol y el acento quemado de la rápida madurez de la uva. El Bordelés es más elegante, complejo y con mayor riqueza de matices por la lenta maduración, aunque la intensidad aromática resulta inferior.

La producción por cepa no solo es copiosa, sino que la cantidad de mosto es proporcionalmente menor, debido a la menor cantidad de hollejos y, por tanto, a la gran abundancia de compuestos fenólicos (color y taninos) en comparación con otras variedades. Estas características permiten un mayor y más seguro envejecimiento en tonel y botella, sin que la cepa pierda apenas la intensidad de color y acidez.

El racimo no es demasiado espectacular: granos apretados, pequeños, esféricos y piel de gran espesor, y de color azul negro muy oscuro. Igual que la Moscatel revela su personalidad al mordisquear la baya, aunque, en el caso de la Cabernet, sus rasgos se detectan más en el hollejo. El pedúnculo del racimo es prácticamente nulo, lo que dificulta mucho la vendimia, encareciendo mucho los costes de esta operación precisando además podas largas.

La gama de sabores que se pueden encontrar en los vinos elaborados con base en esta Cepa son: aceitunas, grosella, pimiento, chocolate, tabaco, cedro y menta.

Chardonnay (Blanca Clásica)

Reconocida por investigadores, cosecheros y viveristas como la cepa más noble del mundo, y dentro de las variedades blancas la primera con un papel destacado, la Chardonnay se ha extendido en todo el mundo vitivinícola, siendo su cultivo casi obligado para cualquier bodega que se precie más allá de la Borgoña, su lugar de origen.

El cultivo se respeta lo máximo para obtener un vino de cualidades y alto precio. Por ello no se debe sobrepasar las 34,0000 ha de extensión, por lo que a veces es difícil encontrarla entre las 20 primeras cepas de la producción mundial.

Desde la región de Champaña, límite más al norte en cuanto a su cultivo, hasta Stellenbosch, en Sudáfrica, con un clima más mediterráneo, esta cepa dará vinos de gran diversidad de matices, unos untuosos y de alta graduación alcohólica y otros tan finos y delicados como el mismísimo champaña. Lo que la caracterizará en todos los grandes blancos será el tacto graso y una leve nota entre ahumada y herbácea (heno).

Desde el punto de vista agrícola, es una cepa vigorosa, con porte semi-erguido, con hojas de tamaño mediano, forma pentagonal trilobuladas, con senos laterales casi inexistentes, de haz verde claro y envés glabro, casi sin pelos, con una baya pequeña esférica de color blanco ambarino y una buena riqueza en azúcar y, por tanto, suficientemente alcohólico.

La Chardonnay se adapta bien a los suelos calcáreos (Champaña) y, sobre todo, a los arcillocalcáreos (Borgoña), donde se consigue gran distinción y complejidad en los vinos.

Cultivada en zonas frías, su gran extracto recompensa en posible exceso de acidez. En zonas cálidas, la pérdida de acidez por una mayor maduración no es tan acusada como en otras variedades. Sin embargo, exige grandes cuidados para poder desarrollar todo su potencial. Por su precocidad, en sensible a las heladas tempranas, y también se ve atacada por la prodredumbre gris. El tipo de suelo, la poda y la selección clonal tienen gran importancia. Debido a su rápida maduración, una vendimia tardía hará que el vino pierda su nobleza y se haga pesado por un exceso de cuerpo; en el aroma aparecerán ciertos rasgos quemados, más desagradables incluso que en otras cepas. Por el contrario, si se apresura la vendimia, el vino, aunque agradable y fresco, quedará corto de aromas y apenas dejará ver su carácter.

Enológicamente es un modelo de armonía y equilibrio. No ofrece la intensidad de los aromas florales de las uvas alsacianas o gallegas, ni la indefinición de otros vinos blancos con las habituales notas de manzana verde y uva fresca. Su nariz muy sutil, recuerda los frutos maduros, eventualmente la manzana, y con más edad aporta un punto de mantequilla o de nuez.

La cepa va definiendo su personalidad a medida que se prolonga la crianza pero no queda relegada por la potencia del roble nuevo. La siguiente sería una descripción típica de un Chardonnay criado en barrica : Un bello color dorado (aporte de la madera) con leves reflejos verdosos (la variedad); aroma a manzana madura y heno (la variedad) con notas ahumadas y tostadas (la madera); paladar graso con el agradable nervio de su acidez (la variedad); combinado con notas tostadas y agradablemente resinosas; y tacto tánico (la madera) bien integrado en el extracto primario (la variedad).

Debe embotellarse como mínimo diez meses después de la cosecha. Esta uva es magnífica por su hollejo, que permite la maceración con el mosto previa a la fermentación. Una crianza con sus lías o una fermentación en barrica refuerzan su nobleza.

Su cultivo está extendido por todo el mundo. La sola inclusión de su nombre en la etiqueta es signo de distinción. Cuando la bodega adopta esta cepa no suele ser para mejorar sus vinos, sino para vender un estilo: la Chardonnay.

La gama de sabores que se pueden encontrar en los vinos elaborados con base en esta Cepa son: piña, pera, melón, melocotón, mantequilla, manzana, miel, vainilla y especias.

Chenin Blanc (Blanca Clásica)

Conocida también como Pineau, Pineau de la Loire, ó Pineau dAnjou, su patria, la Chenin Blanc se cultiva en Anjou desde el siglo IX. Las primeras cepas descritas aparecen en los alrededores de la abadía de G_feuil en la orilla izquierda del Loira. En el siglo XV, su cultivo se extiende río arriba hacia las tierras del señor de Chenonceaux, y de su cuñado, el abad de Cornery, en Mont-Chenin (de ahí el origen del actual nombre); y hay noticias también hacia la región de Touraine, donde se señala su presencia desde comienzos del siglo XVI.

En Anjou, el río Layon desemboca en el Loira creando fuertes pendientes secas y amplias muy expuestas al sol, donde esta uva blanca madura casi a la perfección. Los viticultores eligen para su cultivo suelos calcáreos, terrenos yesosos que inciden en el aroma del vino. Esta uva blanca da vinos de mesa, espumosos, semi-secos vigorosos y sobre todo, unos soberbios vinos licorosos, elaborados a partir de vendimias tardías, con una fuerte concentración de azúcar. Por su brotación temprana, y a pesar de la protección orográfica de la zona, está expuesta a las heladas primaverales, y cuando le falta el sol, puede alcanzar una acidez excesiva. Pero esta acidez que afecta negativamente a los vinos jóvenes, puede sostener el vino proporcionando una buena longevidad.

La Chenin Blanc interviene en los vinos jóvenes de Anjou, Vouvray y Saumur, más florales que afrutados.

Su cultivo ha estado limitado a las orillas del Loira hasta la última mitad del siglo XX donde su extensión ha llegado a nuevas regiones vinícolas, como California y Sudáfrica. Sin embargo, en este último país se descubrió en 1965 que la cepa conocida como Steen era en realidad la Chenin Blanc.

Pero, salvando algunas excepciones, la Chenin Blanc no responde a su patrón varietal fuera de su país de origen. En California, por ejemplo, aunque su cultivo es más extenso que en el Loira, da vinos jóvenes, suaves, pero carentes de su perfil característico; y se nota en general, la falta de acidez.

Fuera de Francia, el clima de Nueva Zelanda se ve como el más apropiado para la variedad, sobre todo para conseguir buenos niveles de acidez.

La gama de sabores que se pueden encontrar en los vinos elaborados con base en esta Cepa son: nueces, mazapán, albaricoque (duraznos), miel y manzanas.

Merlot (Tinta Clásica)

En dialecto bordelés, Merlot quiere decir “petit oiseau noir” (mirlo), y la Merlot es la primera uva de la temporada que coincide con la época en que estos pájaros devoran sus bayas. Siguiendo la pista a su etimología , Petit Laffite, en su obra “la Vigne de Bordelais” (1868), buscaba el origen del vocablo en la semejanza entre el color del plumaje del mirlo con el color azul negrusco de las bayas de la cepa.

Aunque parece ser de la misma familia de las Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, y Petit Verdot, emparentadas con la balisca de los romanos, no aparece citada hasta el siglo XVIII en los viñedos de Pomerol y Saint- Emilion, y no se señala su presencia en el Médoc hasta el siglo XIX. De finales de este siglo data también su incorporación al cantón helvético de Tessin, de lengua italiana, y su extensión posterior por todo el norte de Italia.

Hoy se cultiva en 14 regiones vinícolas de este país, especialmente en la zona de Venecia, donde existe incluso una “Ruta del Merlot”. Se emplea para vinos jóvenes, bastante débiles y, salvo excepciones, de calidad media. Las primeras cepas de Merlot fueron introducidas por un personaje llamado Eloy Lecanda, quien a finales del siglo XIX, las mezclaría para la elaboración de sus vinos entre los que cabría destacar el mismísimo Vega Sicilia.

La Merlot ha vivido siempre a la sombra de la reconocida Cabernet Sauvignon, considerada como una uva complementaria para mezclarla con esta y en menor medida con la Cabernet Franc. Solo alcanzaba proporciones destacables en los Saint-Emilion y, sobre todo, en los Pomerol bordeleses. Hoy sin embargo, es habitual encontrar monovarietales de la cepa, la mayoría jóvenes, que se benefician de su gran fragancia.

Es el vino del aroma a cassis, confitura de bayas rojas y violeta. La baya tiene la piel menos gruesa que la Cabernet Sauvignon, desborra y madura antes que esta, no tiene tanta intensidad ni taninos, y su color es menos profundo y concentrado, aunque, en contrapartida, es más rica en fruta y en azúcar. También alcanza su apogeo bastante antes que la Cabernet Sauvignon.

En el cupaje de los Pomerol, representa hasta el 85% y en el caso de Chateau Petrus llega al 95%, incluida la vejez de sus viñas y la calidad de unos suelos arcillosos de fuertes estratos ferrosos. En Saint-Emilion supone en torno al 60% de cupaje, si bien estas proporciones van disminuyendo a medida que se pone rumbo a zonas algo más tibias, como Graves (en torno al 40%) y Médoc (entre el 20 y 30%).

Una de las ventajas de esta variedad es que se aclimata bastante bien a suelos diversos (acepta mejor que la Cabernet Sauvignon los suelos arcillosos y húmedos) y microclimas diferentes. También es apreciada por sus rendimientos, lo que la ha llevado a ser la sexta en el ranking por extensión de todas las cepas cultivadas en Francia. En Europa del Este, Eslovenia es el país que más la cultiva; Hungría elabora vinos dulces de buena acidez y nariz bastante afrutado, y también puede encontrarse en Rumania y Bulgaria.

En las nueva regiones vinícolas, los ejemplos más interesantes vienen de Oregón, Washington y Columbia, en EE.UU. Está bastante extendida en Chile y Argentina, donde en la actualidad se están produciendo unos vinos exquisitos.

La gama de sabores que se pueden encontrar en los vinos elaborados con base en esta Cepa son: rosas, pastel de frutas, especias, menta, chocolate, grosella y ciruelas

Pinot Noir (Tinta Clásica)

Por su finura y complejidad muchos la consideran la cepa tinta más selecta del viñedo mundial. Los mejores ejemplos de esta variedad hay que buscarlos al norte de Borgoña, en la Cote d Or. Su reinado en las tierras de Borgoña, puede compararse a la que ejerce la Cabernet Sauvignon en Burdeos, pero si a esta se le puede calificar de “civilizada”, la Pinot Noir es extremadamente delicada y cuesta extraer sus mejores cualidades.

Es difícil encontrar buenos ejemplos fuera de su reducto de origen, exceptuando quizás algunos vinos del Alto Adigio italiano y de la Hungría meridional, aunque también se elaboran en Alemania, Suiza, Austria y Europa del este. Necesita climas frescos, por lo que las experiencias de vinos monovarietales en Australia, California y Sudáfrica no han despuntado en exceso, y sí parecen más prometedores, por encontrarse en latitudes más adecuadas, los Pinot Noir norteamericanos de Oregón, y los Neozelandeses.

La baja productividad es esencial para obtener vinos de calidad; en Borgoña la norma se sitúa en torno a los 25 hl/ha. Solo así se asegura que su piel dura conserve la riqueza colorante que la caracteriza. Por otro lado, la gran variedad de clones existentes hace que los viticultores franceses escojan a menudo los más fáciles de cultivar y de mayor rendimiento. Los de su mitad septentrional (Cote de Nuits) son algo más alcohólicos que los de la zona meridional (Cote de Beaune). Sin embargo, describirlos es casi tan difícil como cultivar la cepa de la que provienen. El arco es tan variado que puede ir, en los vinos jóvenes, desde la delicadeza y el aroma a frambuesas machacadas de un Pinot Noir de la Cote de Beaume, al perfume a fresas calentadas al sol de un Cru de la Cote de Nuits, o el olor a tinta que se aprecia a algunos de la Cote Chalonnais, más al sur. En su madurez, un buen Borgoña adquirirá una complejidad admirable y su aroma puede traer aromas a violetas, caza o incluso trufas.

En este caso, la combinación suelo-clima-cepa parece ser más importante que para otras variedades. Por su sensibilidad a la Botrytis se adapta mejor a los suelos profundos y bien drenados, aunque crece también en los terrenos calcáreos de Champaña, donde interviene en la elaboración de sus espumosos y en los afamados Blanc de Noirs.

La cepa podría haber sido cultivada ya por los galos antes de la invasión romana y es posible que descienda de algunas de las primeras variedades salvajes seleccionadas por el hombre. Dentro de las descripciones realizadas por los romanos, podría corresponder a la Vitis allobrogica, origen de la Syrah, la Mondeuse o Petit Syrah.

Pinot aparece por primera vez en la lengua escrita en 1347, en alusión a su racimo compacto en forma de piña (pin en francés).

En el siglo XV las villas de Borgoña se abastecían de vino de Pinot (incluida la Pinot Chardonnay), en España su cultivo está relegado a Cataluña, en Alicante se produce un vino más carnoso pero sin las delicadas propiedades de la Pinot septentrional.

La gama de sabores que se pueden encontrar en los vinos elaborados con base en esta Cepa son: rosas, cerezas, violetas, frambuesa y fresas.

Riesling (Blanca Clásica)

Muy extendida por todo el mundo desde Alemania, su país natal, es la variedad que mejor se adapta al clima de estas tierras del Norte de Europa. Muchos expertos afirman que la Riesling produce los mejores vinos blancos, muy diferenciados del resto por su fuerza, un bouquet floral, meloso y a veces especiado y un gusto agradable; además, pueden alcanzar una gran longevidad. Comparte con la Sauvignon Blanc un aroma exuberante, algo acídulo, aunque es más compleja y larga en la boca.

La Riesling podría ser la Argitis Minor de los romanos, cepa de origen Griego descrita por Colmuela, según la teoría enunciada por Balthasar Sprenger en su tratado de la viña, de 1765. Sin embargo, autores actuales como Hugh Johnson ponen en duda esta hipótesis, basándose en que los vinos de Argitis eran baratos, corrientes y de escasa longevidad. Otros expertos piensan que provienen de la selección de una vid silvestre Alemana. Los blancos que hoy se elaboran en Alsacia son casi siempre vinos secos (aunque también se producen de vendimias tardías), generalmente más vigorosos y menos dulces que los Alemanes, y sometidos a una crianza mínima de 18 meses.

La Riesling está también presente en Luxemburgo, Suiza, Austria, Checoslovaquia, Rusia, Eslovenia, Croacia, Hungría, Rumania y España. Fuera de Europa, los vinos más conseguidos son los Riesling Australianos. Aquí a la cepa se la conoce como Rhine Riesling para diferenciarla de otros nombres falsos que la han confundido con la Sémillon, La Chenin Blanc y otras variedades de calidad muy inferior.

La gama de sabores que se pueden encontrar en los vinos elaborados con base en esta Cepa son: membrillo, manzanas asadas con especias, miel, manzanas verdes y naranja.

Sémillon (Blanca Clásica)

Apreciada por su longevidad, se une a la madera tan bien como la Chardonnay, pero a diferencia de ésta es raro encontrarla sola, y normalmente une sus fuerzas a la Sauvignon Blanc en los vinos secos y licorosos de Burdeos. Son estos últimos reconocidos como Sauternes, los que han extendido su fama por todo el mundo. Esta cepa de porte semi-erguido, sostiene racimos de mediano tamaño compacto cuya uva atacada por la podredumbre noble puede llegar a recolectarse hasta ocho o nueve veces, desde septiembre hasta diciembre, pues haya que esperar pacientemente a que cada grano adquiera el aspecto de pourri plein que le otorga la enfermedad. Los suelos bastos bordeleses favorecen la aparición de la podredumbre noble, aunque al extenderse por el mundo, la Sémillon ha acabado adaptándose a todo tipo de suelos. Sin embargo, fuera de su patria se dan muchos casos de mala calidad por no controlar los rendimientos. Si estos son limitados y el clima moderado, madura en forma ideal. En regiones frías, como en Nueva Zelanda o el estado norteamericano de Washington, puede desarrollar aromas similares a los de la Sauvignon Blanc, mientras que en climas cálidos, se vuelve ordinaria y tiende a perder el carácter varietal.

Un Sauternes de un buen año puede convertirse en un placer sublime: dulce, de rica textura, aroma a flores y brillante color dorado. El más famoso de todos, el Chateau dYquem.

Se duda si la variedad es originaria de Aquitania o del mismo Sauternes, comarca Bordelesa en la que se documenta por primera vez su existencia en el siglo XVIII. La mayor parte de la Sémillon francesa se encuentra en Gironde (La zona de Burdeos), aunque también se cultiva en las regiones limítrofes de Dordogne y Loten-Garonne.

Curiosamente, la mayor extensión de cultivo de la variedad no se registra en Francia, sino en Chile, donde se suele unir a su tradicional compañera de viaje, la Sauvignon Blanc, al igual que ocurre en California, para sus vinos secos y dulces. Sin embargo, son mucho más interesantes los blancos Australianos de Hunter Valle, donde es la cepa blanca más importante. Los mejores vinos en los que participa son dulces y alimonados en su juventud, pero adquieren con el paso de los años un toque de caramelo y un sabor amplio; en nariz, resultan más minerales que afrutado. Son los más destacados del panorama vinícola mundial después de los Sauternes.

La gama de sabores que se pueden encontrar en los vinos elaborados con base en esta Cepa son: cítricos, miel, hierba, pan tostado y lanolina.

Sauvignon Blanc (Blanca Clásica)

La Sauvignon Blanc está en la tendencia actual de blancos frescos y con nervio. Los mejores Sauvignon hay que buscarlos en el país de origen de esta variedad. No se conoce con exactitud la zona de Francia que la vio nacer; únicamente se sabe que se encuentra desde hace siglos en los viñedos del sudoeste, y en los del este del Valle del Loira. Pero algunos autores, como Fernand Woutaz, apuestan por su procedencia Bordelesa.

Etimológicamente deriva del latín silva (bosque), y está compuesta por los vocablos franceses sauvage, (salvaje), y vignon, (viña), lo que hace pensar que podría tratarse de la adaptación de una viña salvaje existente en Francia. También hay quien dice que apareció simultáneamente en Burdeos y El Loira.

Es en la parte alta de esta última región, en Pouilly y Sancerre, donde se encuentran los mejores monovarietales de la cepa. Asentada en colinas yesosas cortadas por el paso del rió, la uva se transforma en vinos muy refrescantes y aromáticos que recuerdan las frutas verdes, con un cierto sabor a sílex que se superpone a los aromas propios de la variedad. Son todos vinos para beber jóvenes que no aguantan bien el envejecimiento; en boca, destacan por su frescura y verdor, con un gusto muy cercano al perfume.

La Sauvignon Blanc es, en alianza con la Sémillon dentro de los Grands Crus de Sauternes, uno de los más interesantes y duraderos maridajes, aunque desempeña aquí un papel menor. La cepa ha viajado por todo el mundo y está presente en Europa y las nuevas regiones vinícolas. Alcanza gran importancia en el nordeste Italiano, en la región Veneciana y en el Alto Adigio, y su vino se acercan ligeramente a las características de los sancerres, aunque el carácter de la cepa queda algo oculto.

La Sauvignon Blanc se funde con la Verdejo en los Rueda Superior o se destina a monovarietales de intenso aroma y con notas de fruta madura. Sus vinos se caracterizan por su gran intensidad y una fuerte potencia aromática que recuerda a las frutas tropicales (maracuyá, pomelo, plátano) y el pedernal.

La gama de sabores que se pueden encontrar en los vinos elaborados con base en esta Cepa son: hojas de grosella, hierba recién cortada, uva espina y espárragos.

Syrah (Tinta Clásica)

Es la tercera variedad tinta, que junto a la Cabernet Sauivignon y la Pinot Noir, comparte prestigio y honores. Sus mejores vinos se sitúan cerca de los grandes Borgoñas y Burdeos. Sus escenarios geográficos clave, tanto de su cultivo como de su elaboración en solitario, son: la zona norte, por tradición, del valle del Ródano y la versión del Nuevo Mundo en tierras Australianas. En ambas se consigue el sello de categoría de unos tintos opulentos, vigorosos, con cuerpo, gran cantidad de taninos y materias colorantes, un característico aroma a violeta y cassis, ligeros toques ahumados, así como una gran capacidad de envejecimiento.

No hay que confundir la variedad, también llamada Petite Syrah con la Grosse Syrah ó Mondeuse. La uva de calidad es la primera. La Syrah se asienta bien en suelos graníticos, guijarrosos e incluso arcillo-calcáreos.

El origen de la cepa podría estar en la ciudad Persa de Schiraz, en el actual Irán, o bien en Siracusa (Sicilia). Su llegada al valle del Ródano podría haberse producido de manos de los colonos griegos. Otros como Hugh Johnson, apuntan su origen incierto, mientras Jancis Robinson considera que la cepa estaba ya implantada en el Ródano en tiempos de la ocupación Romana. Otra teoría fecha el acontecimiento en el siglo XIII y se atribuye a un ermitaño haberla llevado al Ródano.

Australia la recibió probablemente hace un par de siglos, entre las 400 estacas viníferas reunidas por James Busy en su viaje a Europa en 1832. En 1840, Sir Walter Macarthur la describía en sus “Cartas sobre la Viña” como “Una uva excelente, robusta que produce bien y no parece estar sujeta a accidentes y enfermedades.” La Syrah o Hermitage, como se la conoce aquí ha sido la base principal de los tintos de mesa Australianos desde hace un siglo, pero no se ha reconocido como vino de calidad, digno rival de sus colegas franceses, hasta hace poco. En los años cincuenta, Max Schubert creó para Penfolds el Grange Hermitage, el primer vino de la variedad que se desmarcó por su calidad pero el gran boom vendría en los ochenta.

Se encuentra así mismo en California, en Nueva Zelanda, Italia, Grecia, Sudáfrica, Brasil, México y Argentina.

La gama de sabores que se pueden encontrar en los vinos elaborados con base en esta Cepa son: grosellas, frambuesas, zarzamora, especias, pimiento y alquitrán.

Fuente: http://www.protocolo.org/social/en_la_mesa/tipos_de_vino_clasificaciones.html

Pelirrojos

Miles de los pelirrojos de todas partes del mundo se reunirán en Breda! Algunos de ustedes incluso disfrutar de un fin de semana aquí. Caminando en medio de todos estos pelirrojos es realmente algo especial. Día pelirrojo se llevará a cabo en el centro de toda la ciudad de Breda y la apertura es a las 12.00 en la gran plaza (Grote Markt). Inmediatamente después de la apertura en el Grote Markt sólo tienes que seguir todos los pelirrojos departicipar en varias sesiones de fotos del grupo artístico. Hay alrededor de 50 otras actividades: sesiones de fotos individuales, un desfile de moda, conferencias sobre el pelo de rojo, y mucho más! En el 04 de septiembre también habrá algunas actividades para cumplir con los pelirrojos y otros para explorar la ciudad de Breda. Usted puede encontrar el programa completo en este sitio web.

http://www.roodharigen.nl/

Mitos sobre los Pelirrojos:

Los romanos tenian a pelirrojos como esclavos, los vendian a un precio más alto.

En Córsega se dice: Si ves a un pelirrojo en la calle tienes que escupir y voltear.

En Polonia se dice: Si ves a tres pelirrojos al mismo tiempo, ganarás a la lotería.

Curiosidades:

Existen dos distintos tipos de pelirrojos, dice Mary Spillane, director de management de “British image consultants Colour Me Beautiful”.
Hay “el tipo de otonio con ojos marrones” y “el tipo celto con piel clara, los ojos claros y el cabello colorado como una zanahoria- los pelirrojos duendes”, esta gente tiene un problema con eso.

Un conocimiento medicinal de personas de cabello rojo es que por término medio se queman con facilidad con el sol. y tienen un más alto riesgo de cáncer de piel.
En Dinamarca es un honor tener un ninio pelirrojo.

Menos del 1 % de la población mundial tiene cabello rojo.
La mayoría de los pelirrojos vive en Gran Bretania, Irlanda y previas colonias de Gran Bretania como por ejemplo Australia.

El porcentaje más alto en el mundo de personas de cabello rojo de naturaleza se encuentra en Escocia (13 %), seguido de un 10 % en Irlanda. En los Estados Unidos hay aproximadamente 2 % “verdaderos” pelirrojos.

Hoy día ser pelirrojo es una rareza y un estudio del anio 2002 descubrió que es más difícil anestesiar a pelirrojos que a otras personas, ellos necesitan 20 % más de anestesia.
Por inadecuadas dosis lpuede ser que a gente se despierta durante la intervención quirúrgica.

Adultos tienen aproximadamente 120.000 cabellos en su cabeza, pelirrojos tienen menos , rubios tienen más, morenos tienen el mayor número de cabellos.

Un refrán frances dice: mujeres pelirrojas no son violentas ni falsas sino las dos cosas.

Durante la Inquisición espaniola el cabello rojo era la prueba del robo del fuego infernal y como consecuencia él que poseia cabello rojo era quemado como bruja.

BH-4

Los más ricos en el sector tecnológico

1. Bill Gates (Microsoft), $57 billones
3. Larry Ellison (Oracle), $27 billones
11. Michael Dell (Dell), $17.3 billones
12. Paul Allen (Microsoft), $16 billones
13. Sergey Brin (Google), $15.9 billones
14. Larry Page (Google), $15.8 billones
15. Steve Ballmer (Microsoft), $15 billones
33. Jeff Bezos (Amazon), $8.7 billones
47. Rupert Murdoch (News Corp.), $6.8 billones
54. Pierre Omidyar (eBay), $6.3 billones
59. Eric Schmidt (Google), $5.9 billones
61. Steve Jobs (Apple), $5.7 billones
84. Gordon Moore (Intel), $4.4 billones
84. John Sall (SAS Institute), $4.4 billones
91. David Sun (Kingston Technology), $4 billones
91. John Tu, (Kingston Technology), $4 billones
105. Richard Shulze (Best Buy), $3.5 billones
144. Ray Dolby (Dolby), $2.9 billones
161. Mark Cuban (Broadcast.com), $2.6 billones
246. Irwin Jacobs (Qualcomm), $1.9 billones
246. Omid Kordestani (Google), $1.9 billones
262. Henry Samueli (Broadcom), $1.8 billones
281. David Filo (Yahoo), $1.7 billones
321. Amar Bose (Bose), $1.5 billones
321. Todd Wagner (Broadcast.com), $1.5 billones
321. Mark Zuckerberg (Facebook), $1.5 billones
355. Richard Egan (EMC), $1.4 billones
355. Vinod Khosla (Sun Microsystems), $1.4 billones
355. Theodore Waitt (Gateway), $1.4 billones

ARGENTINA LATENTE (video)

La Argentina latente.avi   1:35:37

Un ensayo testimonial sobre las capacidades con que cuenta la Argentina para enfrentar su reconstrucción. Emotivos testimonios de técnicos, trabajadores y científicos, hacen memoria sobre lo que fueron capaces de hacer y señalan las contradicciones: un país muy rico con un avanzado desarrollo científico y una tercera parte de su población en la pobreza. La forma es la de un road-movie a través del país, revelando la dimensión de sus potencialidades, riquezas y contradicciones.

 
http://video.google.com/googleplayer.swf?docid=3080747132335265583&hl=es&fs=true

Leonardo Da Vinci

Leonardo Da Vinci es uno de los grandes maestros del Renacimiento, famoso como pintor, escultor, arquitecto, ingeniero y científico. Su profundo amor por el conocimiento y la investigación fueron la clave de su obra. Sus innovaciones en el campo de la pintura determinaron la evolución del arte italiano durante más de un siglo después de su muerte. Sus investigaciones científicas, sobre todo en las áreas de anatomía, óptica e hidráulica, anticiparon muchos de los avances de la ciencia moderna.
Leonardo Da Vinci
En el siglo XV, Italia no era el país unificado que conocemos hoy. La península estaba dividida en varios estados independientes, gobernados por diferentes familias que luchaban entre sí por el poder. Las ciudades más importantes eran Nápoles en el Sur, Roma en la parte central, controlada por los Papas de la Iglesia Católica Romana y, al norte, Florencia, Milán y Venecia.

Leonardo di Ser Piero da Vinci nació el 15 de abril de 1452 en una casa de Anchiano, a tres kilómetros del pueblo toscano de Vinci, siendo hijo natural e ilegítimo de Ser Piero da Vinci, un prominente notario florentino. Fue criado en la casa de su abuelo paterno y Ser Piero arregló que la madre, una campesina llamada Caterina, se casara con un aldeano vecino, mientras que él se casó con otra mujer.

Más tarde, sus padres tuvieron más hijos, cada uno en su respectivo matrimonio, lo que le dio a Leonardo un total de 17 medios hermanos y hermanas, con quienes siempre mantuvo contacto.

Padre e hijo se mudaron a la cercana Florencia y el joven recibió la más exquisita educación que la ciudad, centro artístico e intelectual de Italia, podía ofrecer, además de tener acceso a valiosos textos de la biblioteca familiar y otros de amigos de su padre. Leonardo era elegante, persuasivo en la conversación y un extraordinario músico e improvisador.

Cuando Leonardo cumplió 15 años, su padre lo envió como aprendiz al taller de Andrea del Verrocchio, el artista más importante de Florencia, escultor, pintor y orfebre. Su apasionada preocupación por la calidad y su interés en expresar la movilidad vital de la figura humana fueron elementos importantes en la formación artística de Leonardo, quien se inició en diversas actividades, desde la pintura de retablos y tablas, hasta la elaboración de grandes proyectos escultóricos en mármol y bronce.

En esta etapa de su formación, el joven también estudió la anatomía humana, participando en la disección de cadáveres de criminales en la facultad médica. Entonces no existían la refrigeración o la conservación con formol y los cuerpos se descomponían muy rápido, por lo que Leonardo trabajaba velozmente, realizando observaciones y apuntes, movido por su gran curiosidad.

Sus estudios de anatomía le permitieron conocer las proporciones físicas de las personas, logrando figuras de asombrosa exactitud al representar la figura humana, cuyo “ideal” siempre buscó.

Después de su aprendizaje, Leonardo entró a formar parte del gremio de pintores de Florencia y aunque a los 20 años ya era maestro independiente, con un estilo propio y original, permaneció como asistente en el taller de Verocchio, interesándose mucho por descubrir nuevas técnicas para trabajar al óleo. Su reputación crecía y los encargos aumentaban. Se dice que su talento era tal, que Verocchio decidió ya no pintar más.

En busca de nuevos retos y de mejores ingresos, a los 30 años se trasladó a Milán, donde entró al servicio de Ludovico Sforza, Duque de Milán y embajador de Florencia, tras haberle escrito una carta en la que el artista se ofrecía como pintor, escultor y arquitecto, además de ingeniero, inventor e hidráulico. Afirmaba que podía construir puentes portátiles, que conocía las técnicas para realizar bombardeos, construir barcos y vehículos acorazados, cañones, catapultas y otras máquinas de guerra.

Estuvo durante 17 años en esa ciudad, trabajando en proyectos de todo tipo, tanto artísticos como científicos, en los que el deseo de experimentar era su principal objetivo. Estaba muy interesado en las leyes del movimiento y la propulsión, dedicando sus esfuerzos a la ingeniería militar, desarrollando métodos para disparar catapultas y desviar ríos, sirviendo al Duque como ingeniero en sus numerosas empresas militares y también como arquitecto. Además, fungió como músico y organizador de fiestas, inventando ingeniosos mecanismos para los espectáculos teatrales, torneos y festivales del Duque.

Esto no le impedía realizar ocasionales encargos artísticos para Florencia, que frecuentemente dejaba inacabados, ya que lo absorbían sus múltiples intereses. Estudió a Euclides con el matemático italiano Luca Pacioli y lo ayudó en su célebre obra “La Divina Proporción”. También empezó a explorar los principios del vuelo humano y continuó sus estudios de anatomía.

Su estudio en Milán estaba lleno de actividad con sus aprendices y estudiantes, para los cuales escribió los textos que más tarde agruparía en su “Tratado de la Pintura”.

La obra más importante del periodo milanés de Leonardo son las dos versiones de la “Virgen de las Rocas”, donde aplica el esquema de composición triangular que encierra a la Virgen, el Niño, San Juan y el Ángel, y por otro lado, utiliza por primera vez la técnica del sfumato.

Durante dos años trabajó en su obra maestra “La Última Cena”, pintura mural para el refectorio del monasterio de Santa Maria delle Grazie, en la que recrea un tema tradicional de manera completamente nueva. En lugar de mostrar a los doce Apóstoles aislados, los presenta agrupados de tres en tres, dentro de una dinámica composición.

Desgraciadamente, su empleo experimental del óleo sobre yeso seco provocó problemas técnicos que condujeron a su rápido deterioro tres años después. Desde 1726 se llevaron a cabo intentos fallidos de restauración y la pintura resistió a varias guerras, incluyendo los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Hace 26 años, en 1977, se inició un programa haciendo uso de las más modernas tecnologías, como consecuencia del cual se han experimentado algunas mejoras. Aunque la mayor parte de la superficie original se ha perdido, la grandiosidad de la composición y la penetración fisonómica y psicológica de los personajes dan una vaga visión de su pasado esplendor.

Durante su larga estancia en Milán, Leonardo también realizó otras pinturas y dibujos, la mayoría de los cuales no se conservan; escenografías teatrales, dibujos arquitectónicos y modelos para la cúpula de la Catedral de la ciudad.

Su mayor encargo fue el monumento ecuestre en bronce a tamaño colosal de Francesco Sforza, padre de Ludovico, para su ubicación en el patio del castillo Sforzesco, en la que Leonardo trabajó durante 16 años. Sin embargo, en diciembre de 1499, la familia Sforza fue expulsada de Milán por las tropas francesas. Leonardo dejó la estatua inacabada y ésta fue destruida por los arqueros franceses.

Tras la invasión de Milán por las tropas francesas, Leonardo regresó a Florencia para trabajar como ingeniero militar. Por esos años realizó múltiples disecciones, mejorando y perfeccionando su conocimiento de la anatomía.

Viajó un año a Roma y entró al servicio de César Borgia, hijo del Papa Alejandro Sexto. En su calidad de arquitecto e ingeniero mayor de Borgia, Leonardo supervisó las obras en las fortalezas de los territorios papales del centro de Italia, viajó con su ejército y diseñó un puente para cruzar el golfo de Estambul, que no llegó a construirse, pero que hoy en día es considerado perfectamente viable por los ingenieros modernos.

Fue miembro de la comisión de artistas encargados de decidir sobre el adecuado emplazamiento del David de Miguel Ángel en Florencia, ejerció como ingeniero en la guerra de esta ciudad contra Pisa y conoció a Maquiavelo, autor de “El Príncipe”, quien lo ayudó a conseguir el encargo de pintar “La Batalla de Anghiani”.

Durante su segundo periodo florentino, Leonardo pintó varios retratos, pero el único que se ha conservado es el de la “Mona Lisa”, el más famoso de toda la historia de la pintura, también conocido como “La Gioconda”, al identificarse a la modelo como Lisa Gherardini, la esposa de Francesco del Giocondo, aunque se han barajado varias hipótesis sobre su verdadera identidad, incluyendo la teoría de que es un autorretrato del artista.

Además de la enigmática sonrisa de la retratada, en esta obra sobresalen dos innovaciones técnicas de Leonardo, el sfumato y el claroscuro, de los que hablaremos más adelante. Parece ser que Leonardo sentía una gran predilección por esta pintura, ya que la llevaba consigo en todos sus viajes.

Volvió a Milán y fue nombrado pintor de la corte de Luis Trece de Francia, quien residía por entonces en la ciudad italiana, para quien trabajó como pintor e ingeniero. En esta época retomó sus estudios de anatomía, urbanismo, óptica e ingeniería hidráulica.

Durante seis años, Leonardo repartió su tiempo entre Milán y Florencia, donde a menudo visitaba a sus hermanastros y hermanastras, quienes se dieron maña para dejarlo sin ninguna herencia a la muerte de su padre. Poco después murió un tío muy querido, pero en esta ocasión sí pudo luchar contra las artimañas de sus medios hermanos y disfrutar de la tierra y el dinero que le heredó su pariente.

Vivió después tres años en Roma, bajo el mecenazgo de Giuliano de Médicis, pariente del Papa León Diez. Se alojaba en el Palacio del Belvedere en el Vaticano, residencia del Papa, ocupándose fundamentalmente de experimentos científicos y técnicos. La única prohibición que le impuso el Papa para sus estudios en anatomía y fisiología humana fue disecar cadáveres, lo que lo limitaba bastante. Aunque apartado de la bulliciosa vida social y artística del Vaticano, dominada por Rafael y sus seguidores, era reconocido y honrado por sus logros.

A la muerte de Giuliano de Medici, aceptó la invitación del Rey Francisco Primero de Francia para trasladarse a su corte de Fontainebleu, como “Primer Pintor, Ingeniero y Arquitecto del Reino”, dedicándose a realizar estudios arquitectónicos para los castillos reales. El rey de Francia era un incondicional admirador de Leonardo, quien había diseñado para su coronación un asombroso león mecánico, por lo que le proporcionó todas las comodidades y lujos posibles.

Pasó sus últimos años en el castillo de Cloux, donde murió el 2 de mayo de 1519, a los 67 años, en brazos del propio Rey de Francia, según cuenta la leyenda. Fue enterrado en la Iglesia de San Valentín en Amboise.

En su testamento, legó todos sus manuscritos, dibujos, instrumentos, libros, ropa y dinero a su alumno favorito, Francesco Melzi.

A otro discípulo, Salai, le dejó las pinturas que conservaba en su estudio, incluyendo la “Mona Lisa”, que posteriormente fue comprada por el Rey Francisco Primero en doce mil francos.

El proyecto, inacabado, que Leonardo realizó para un “Tratado de la Pintura”, fue recogido por Melzi. El joven no lo ordenó ni lo supo conservar para su publicación.

A la muerte de Francesco Melzi, la herencia de Leonardo comenzó a dispersarse entre los herederos del fiel discípulo. Sin tener la menor idea de su importancia, en un principio almacenaron los dibujos y manuscritos de Leonardo en un desván, regalando o vendiendo muy baratas algunas partes a amigos y coleccionistas.

Al cabo de los años, se consiguió una edición provisional, desordenada, sin coherencia, pero que progresivamente se trató de completar para dar una orientación general de las ideas de Leonardo acerca de la pintura, la arquitectura, el cuerpo humano y la botánica, todos los temas, en fin, que ocuparon su mente a lo largo de su vida.

Actualmente, los dibujos y manuscritos de Leonardo están divididos en diez diferentes códices, que se conservan en distintos museos de Londres, Milán, Turín, París y Madrid, así como uno en la colección particular del magnate Bill Gates, por el cual pagó recientemente 30 millones de dólares.

Aunque Leonardo dejó gran parte de su producción pictórica inacabada, fue un artista extremadamente innovador e influyente. Al comienzo de su trayectoria su estilo era similar al de Verrocchio, pero poco a poco evolucionó hacia un estilo más libre, de modelado más suave, en el que incluyó efectos atmosféricos.

Leonardo representó una ruptura con los modelos universales establecidos durante el Quattrocento. Se opuso al concepto de “belleza” ideal, defendiendo la imitación de la naturaleza con fidelidad, sin tratar de mejorarla. Contempló la fealdad y lo grotesco, como en sus dibujos de personajes deformes y cómicos, considerados las primeras caricaturas de la historia del arte.

Su dominio del color y la atmósfera le hizo ser el primero en pintar el aire. La perspectiva aérea o atmosférica, como hoy se conoce, es una característica inconfundible de su obra, en especial de los paisajes, al considerar que la distancia se llenaba con aire y que éste hacía que los objetos lejanos perdieran nitidez y se vieran azulados.

Su producción estuvo marcada por el claroscuro, la técnica de modelar las formas a través del contraste de luces y sombras, así como el sfumato, la técnica con la que difumina los contornos, consiguiendo así la perspectiva atmosférica en sus paisajes.

Su faceta como dibujante también es destacable, conservándose una gran cantidad de apuntes, que revelan su perfección técnica y su maestría en el estudio de las anatomías humana, de animales y plantas. Probablemente su dibujo más famoso sea su “Autorretrato de Anciano”.

En su estudio conocido como “El Hombre de Vitrubio”, da Vinci realizó una visión del Hombre como centro del Universo, al quedar inscrito en un círculo y un cuadrado. El cuadrado es la base toda la arquitectura clásica, mientras que el uso del ángulo de 90 grados y la simetría son bases grecolatinas de la arquitectura. En este estudio anatómico buscó la proporcionalidad del cuerpo humano, el canon clásico o ideal de belleza, la famosa “proporción áurea”, siguiendo los estudios del arquitecto romano Vitrubio, quien vivió en el siglo Uno Antes de Nuestra Era.

“El Hombre de Vitrubio” es un claro ejemplo del enfoque globalizador de Leonardo. Trataba de expresar el lugar de la Humanidad en el “plan global de las cosas”. Para Leonardo, el Hombre era el modelo del Universo y lo más importante era vincularlo con la naturaleza.

La obra pictórica de Leonardo es muy escasa y discutida. El signo del artista fue el abandono sistemático de los proyectos que se le encargaban, por muchas medidas que tomaran los clientes mediante contratos y cláusulas de todo tipo. Él mismo no se definía como pintor, sino como ingeniero y arquitecto, incluso como escultor. Sin embargo, su prestigio en vida alcanzó grandes dimensiones, siendo alojado y admirado, como hemos visto, por la realeza y el mismo Papa.

A causa de que ninguno de los proyectos escultóricos de Leonardo fue finalizado, el conocimiento de su arte tridimensional sólo puede hacerse a través de sus dibujos. Lo mismo sucede con su arquitectura. Sus trazos arquitectónicos muestran maestría en la composición, claridad de expresión y un dominio de la antigüedad romana.

Vivió en una época en la que el estudio de los clásicos estaba en plena vigencia; sin embargo, tuvo dificultades intentando aprender latín y griego, los idiomas cultos y la llave de acceso a la cultura filosófica neoplatónica que dominaba Italia y parte de Europa. Escribió la mayor parte de sus escritos en toscano, un dialecto florentino.

Leonardo escribía al revés, de derecha a izquierda, pudiendo leerse su escritura solamente vista a través de un espejo. La explicación más aceptada acerca de su escritura es que, como era zurdo, se le dificultaba escribir de izquierda a derecha sin que se embarrara la tinta. Sólo cuando escribía una carta u otro texto para alguien más, lo hacía normalmente.

Cuando al final de su vida sufrió una parálisis en el brazo derecho que le impedía pintar, pudo continuar dibujando y escribiendo sin problemas con su mano izquierda.

Su vida personal es en gran parte un misterio; apenas han llegado indicaciones acerca de sus costumbres, gustos o defectos. Se sabe que era estrictamente vegetariano, por sus cartas y escritos sobre anatomía, en los que llama a los omnívoros “devoradores de cadáveres”. Se dice que compraba animales enjaulados y los liberaba.

También parece bastante probado que Leonardo era homosexual, que sufrió persecución por este hecho y que estuvo a punto de enfrentarse a la Inquisición. Sus protectores consiguieron siempre que eludiera el juicio público, que en otros casos terminaba con la quema en la hoguera de los supuestamente culpables. En cualquier caso, Leonardo permaneció soltero y sin hijos.

Tras su muerte, Leonardo se convirtió en el paradigma del “hombre del Renacimiento”, dedicado a múltiples investigaciones científicas y artísticas. Un creador en todas las ramas del arte, un descubridor en la mayoría de los campos de la ciencia, un innovador en el terreno tecnológico, Leonardo merece por ello el título de Homo Universalis.

Leonado da Vinci es el prototipo de hombre del Renacimiento, que cultivó el arte, el pensamiento, la ciencia y la tecnología, ayudando a llevar a un mundo ignorante y supersticioso al camino de la razón, la ciencia, el aprendizaje y la tolerancia.

Leonardo fue pintor, escultor, ingeniero, arquitecto, físico, biólogo, modisto, inventor de juegos de salón y de utensilios de cocina, geólogo, cartógrafo, autor de tratados de óptica, diseñador de jardines, decorador de interiores, músico, astrónomo y urbanista. En cada una de estas facetas sus capacidades asombraron a sus contemporáneos.

Tenía una excelente voz como cantante y era un virtuoso ejecutante de la lira, pero tan fuerte que era capaz de doblar con los dedos la herradura de un caballo. Se dice que era muy guapo, por lo que sirvió de modelo, cuando era joven, para el David de Verrocchio y, de viejo, para el Platón de Rafael.

Su genio se debió a su insaciable curiosidad y a su sentido intuitivo de las leyes de la naturaleza, cuyos misterios intentó descubrir. Sus contribuciones a la ciencia y la tecnología son legendarias.

Da Vinci aspiraba al conocimiento total, globalizante, pero no pretendía llegar a él por el camino de la revelación, como los escolásticos y los teólogos de los siglos precedentes, ni tampoco se confió a ciegas a la autoridad de los autores clásicos, como hicieron muchos hombres de su tiempo.

Él mismo se definía como un “hombre iletrado”, porque ignoraba el latín. De niño le enseñaron simplemente a leer y escribir y a echar cuentas. Aprendió el latín, única vía de acceso en esos momentos a los estudios humanistas, por sus propios medios, siendo ya un hombre maduro. Lo mismo ocurrió con las matemáticas, que estudió tarde, cuando las consideró necesarias para seguir avanzando.

Leonardo comprendió y utilizó el auténtico método experimental un siglo antes de que Francis Bacon filosofase sobre él y de que Galileo lo pusiera en práctica. Dijo que la verdadera ciencia se basa en la observación y que si pudiera aplicarse a ella el razonamiento matemático, podría lograrse mayor certeza, lo que hoy en día es uno de los pasos fundamentales del método científico.

En sus cuadernos, Leonardo dejó constancia de la importancia que concedía al método en la investigación, adelantándose a autores de la Modernidad tales como Descartes y los preceptos que establece en su método en nada difieren de las modernas definiciones que hoy utilizamos para hablar del método científico.

Éstas son algunas de sus ideas:

“Al abordar un problema científico, dispongo primero diversos experimentos, ya que pretendo determinar el problema de acuerdo con la experiencia, mostrando luego por qué los cuerpos se ven obligados a actuar de ese modo. Ese es el método que hay que seguir en todas las investigaciones sobre los fenómenos de la Naturaleza.”

“Hemos de consultar a la experiencia en una diversidad de casos y circunstancias, hasta que podamos extraer de ellos una regla general que en ellos se contenga. ¿Para qué son útiles estas reglas? Nos conducen a ulteriores investigaciones sobre la Naturaleza y a las creaciones artísticas. Nos impiden engañarnos a nosotros mismos o a los demás, prometiéndonos resultados que no se pueden conseguir”.

“Muchos pensarán que tienen motivo para reprocharme, diciendo que mis pruebas contradicen la autoridad de ciertos hombres tenidos en gran estima por sus inexperimentadas teorías, sin considerar que mis obras son el resultado de la experiencia simple y llana, que es la verdadera maestra.”

“No existen conocimientos más elevados o más bajos, sino un conocimiento único que emana de la experimentación.”

Leonardo pensaba que la mecánica era la más noble de las ciencias, puesto que por medio de ella realizan sus acciones todos los cuerpos que poseen movimiento. Previó el principio de la inercia, que después Galileo demostró experimentalmente. Demostró la ley de la palanca por el método de las velocidades virtuales, un principio que ya enunciaba Aristóteles y también utilizó más tarde Galileo.

Se interesó por la hidrodinámica, estudiando las corrientes de agua y la propagación de las olas sobre la superficie. De las olas en el agua pasó a las ondas del aire y a las leyes del sonido, adelantándose a la moderna teoría ondulatoria de la luz.

En el campo de la astronomía, Leonardo afirmó que la Tierra es uno de tantos astros y que refleja la luz del Sol igual que la Luna.

Explicó que nuestro planeta lleva grabadas las huellas de su historia, anteriormente a toda reseña escrita. Los fósiles que se encuentran en las altas montañas continentales se produjeron en el agua del mar. Han tenido que producirse cambios en la corteza de la Tierra, decía Leonardo; tienen que haberse levantado las montañas para ocupar nuevas posiciones. Se sirvió de conchas marinas encontradas tierra adentro para apoyar la teoría de Alberto de Sajonia sobre la formación de las montañas.

En su condición de dibujante, pintor y escultor, Leonardo sintió la necesidad de conocer a fondo la anatomía humana. Desafiando la tradición eclesiástica, se procuró muchos cuerpos, que luego diseccionaba, haciendo unos dibujos anatómicos que, aparte de su exactitud, constituyen verdaderas obras de arte.

Descubrió cómo la sangre recorre constantemente todo el cuerpo humano, llevando el alimento a cada una de sus partes y retirando los deshechos, adelantándose así al descubrimiento de Harvey sobre la circulación de la sangre. Estudió los músculos del corazón e hizo dibujos de las válvulas que parecen demostrar que conoció su funcionamiento.

En sus investigaciones urbanísticas, realizó un plano del sistema de desagües de una ciudad modelo y la construcción de ésta en dos niveles: uno para peatones y otro para vehículos. Por la calle superior no debería pasar ningún vehículo; para los carros y las cargas estaba reservada la calle inferior. En esta ciudad diseñó edificios públicos, como iglesias o el ayuntamiento e incluyó estudios concretos sobre el sistema de escaleras y las instalaciones de calefacción.

La fascinación de Leonardo por la maquinaria empezó desde muy joven. Como aprendiz en el estudio de Verocchio, observó y usó una gran variedad de máquinas. Estudiándolas, obtuvo un conocimiento práctico acerca de su diseño y estructura. Algunos de sus primeros dibujos muestran cómo trabajaban las partes de diversas máquinas.

Su gran talento como ilustrador le permitió dibujar sus ideas mecánicas con una claridad excepcional. Quinientos años después, muchos de sus dibujos pueden ser usados fácilmente como planos para crear modelos perfectamente funcionales.

Como ingeniero desarrolló los principios del vuelo, realizando más de 100 dibujos que ilustraban sus teorías. Hizo un diseño para la fabricación de una máquina voladora, el orintóptero, un modelo dotado de alas giratorias equipado con amortiguadores para conseguir un suave aterrizaje. Aunque nunca se construyó, el helicóptero moderno está basado en ese concepto.

El primer paracaídas fue diseñado por Leonardo da Vinci, quien estaba convencido de su utilidad para cuando se construyeran las máquinas voladoras.

También diseñó máquinas de guerra tales como el tanque blindado, dotado de una coraza en forma de cono, las embarcaciones sumergibles o submarinos, los trajes y equipo de aire para buzos de combate, fusiles de repetición, granadas y morteros.

Aunque Leonardo aborrecía la guerra, a la que llamó “locura bestial”, no podía sustraerse a ésta, ya que en su época Italia estaba constantemente en guerras entre los distintos estados.

Como acudía a muchos banquetes de la nobleza, introdujo el uso de la servilleta en la mesa, considerando que se trataba de una medida higiénica y práctica, aunque fue adoptada plenamente tiempo después.

Son muchos los inventos atribuidos a Leonardo, desde un vehículo automóvil hasta el común rallador de pan, pasando por una práctica sierra para mármol, una máquina para fabricar cuerdas, modernas puertas de batientes para las esclusas, una máquina para pulir espejos, una grúa móvil que facilitaría las labores de construcción, consiguiendo elevar pesadas cargas y una excavadora flotante, que pretendía conseguir que los ríos fueran navegables.

Sin embargo, ninguno de estos inventos pasó del estadio del diseño, ni fue utilizado, a pesar de que Leonardo no solo diseñaba extraordinarias máquinas, sino que también se ocupaba de resolver todos y cada uno de los problemas relacionados con la construcción de las mismas. La gran mayoría de sus inventos se adelantaron cientos de años a su tiempo.

Aunque Leonardo nunca llevó a efecto su mil veces aludido plan de escribir libros sobre las diferentes ramas de sus trabajos, es evidente que ejerció gran influjo en sus contemporáneos. Como amigo de príncipes y estadistas, llegó a conocer también a todos los principales sabios de su tiempo. Es indudable que a través de ellos se salvaron algunas de sus ideas, que años después contribuirían a promover el nuevo desarrollo de la ciencia.

Si tuviéramos que elegir un representante que encarnase en sí el verdadero espíritu del Renacimiento, habríamos de escoger la figura de Leonardo da Vinci.

Por primera vez, todas las obras del genio italiano Leonardo da Vinci aparecen reunidas en un libro único que permite un acercamiento a la su rica creación, que no es posible en ningún museo del mundo. Es el más completo que se ha editado hasta ahora sobre su obra pictórica y gráfica, un tomo de lujo que ya ha sido traducido del alemán a varios idiomas, entre ellos el español.

Publicado bajo el título “Leonardo da Vinci. Todas las Pinturas y Dibujos”, el libro fue presentado por primera vez al público el pasado 5 de abril en el Museo de Bellas Artes de Viena.

Con 850 reproducciones en color, así como numerosas ampliaciones de detalles de sus cuadros, comprende un catálogo completo de todas las obras de da Vinci, incluyendo las últimas investigaciones e información sobre el estado actual de cada una de ellas.

La obra gráfica revela la genialidad de Leonardo y fascina con figuras humanas, animales, monstruos, rostros de gestos grotescos, detallados estudios anatómicos y visiones entonces futuristas de armas y artefactos técnicos para volar.

Este libro está basado en la convicción de los autores de que Leonardo prácticamente nunca hizo nada que no pueda comprender cualquier persona con un nivel de formación medio.

Aunque el libro acercará a Leonardo a un amplio público, los editores reconocen estar preocupados por lo que consideran su única desventaja: su formato y peso. El gigantesco volumen mide 29 por 44 centímetros y, con casi 700 páginas, pesa ¡diez kilos y medio!

No sólo es imposible leer el enorme libro en el metro, también el lector tendrá algunos problemas en su propio hogar, pues difícilmente podrá tumbarse cómodamente con él en un sofá, pero sin duda, valdrá la pena conocerlo.

 

 

 

 

 

 

10. Escritura Especular

¿Fue una estratagema para frustrar a los copiones del renacimiento que miraban sus notas, o solo una forma de evitar las manchas de tinta de un zurdo al escribir? Sea cual sea el motivo, a Da Vinci seguramente le gustaba la escritura especular: la mayoría de sus escritos están garabateados en modo invertido.

9. Equipo de inmersión

La fascinación de Da Vinci por el mar espoleó muchos diseños encaminados a la exploración acuática. Su traje de buceo, estaba hecho de cuero y se conectaba a una manga de aire fabricada con cañas y a una campana que flotaba en la superficie. Una prueba de que el artista era además un hombre práctico se aprecia al ver que el traje incluía una pequeña bolsa para que el submarinista pudiera orinar en ella.

8. Puente Plegable

Siempre defensor de las retiradas rápidas, Da Vinci pensó que su puente giratorio podría emplearse en tiempo de guerra. Los ligeros, pero robustos materiales, unidos a un sistema de enrollado a base de cuerdas y poleas, permitían a un ejército recogerlo y marcharse en un santiamén.

7. Planeador alado

La imaginación de Da Vinci era fértil en ideas relacionadas con máquinas voladoras, incluyendo varios planeadores equipados con alas batibles. Este modelo de carcasa abierta, equipado con asientos y mandos para el piloto, no incluye el diseño de un casco contra impactos.

6. El cañón de tres troneras

Siendo un pensador más que un combatiente, el poco aprecio de Da Vinci por los conflictos no le detuvo a la hora de imaginar diseños para cañones más eficientes como este. Con sus tres troneras y elevable mediante un gato, habría sido un arma temible en el campo de batalla, rápido y ligero y con una potencia de fuego extra.

5. El tornillo aéreo

La imaginación de Da Vinci era fértil en ideas relacionadas con máquinas voladoras, incluyendo varios planeadores equipados con alas batibles. Este modelo de carcasa abierta, equipado con asientos y mandos para el piloto, no incluye el diseño de un casco contra impactos.

4. La ciudad ideal

Viviendo en una Milán asolada por la peste, Da Vinci imaginó una ciudad más eficiente, a la que él estaría orgulloso de llamar hogar. Sus diseños arquitectónicos poseen un alto grado de detalle e incluso incluyen establos para caballos con tomas de ventilación para la entrada de aire fresco. Para desconcertar a los modernos milaneses, no incluyó una parcela para un campo de fútbol.

3. El vehículo autopropulsado

No es un Ferrari, pero los diseños de Da Vinci para un vehículo autopropulsado fueron revolucionarios para su época. Su “coche” de madera, se accionaba por la interacción de muelles con ruedas dentadas. Los científicos de un museo de Florencia construyeron una réplica en 2004 y descubrieron que funcionaba tal y como Da Vinci pretendía.

2. Eras geológicas

¿Placas tectónicas? ¡Ningún problema! A pesar de que la mayoría de sus contemporáneos explicaban la presencia de fósiles de moluscos en las cimas de las montañas como restos del gran diluvio universal, Dan Vinci razonó de una forma distinta. Supuso (correctamente) que las montañas debieron estar una vez por debajo de la línea costera, y que posteriormente se movieron a lo largo de muchos años de elevación gradual.

1. El hombre vitruviano

Da Vinci modeló su forma humana perfecta basándose en las proporciones postuladas por Vitruvius, un antiguo arquitecto romano. El bosquejo que Da Vinci realizó de este hombre con aspecto enfadado tiene razones para sonreir; ahora es considerado una de las figuras más reconocibles del mundo.

Inventos e Inventores

¿Conoces los nombres de los inventores y sus inventos?
Aquí citamos algunos:
Inventor Invento
Arquímedes (En el S. III a. de C)

bullet La palanca
bullet El tornillo sin fin
bullet El tornillo elevador de agua
bullet La rueda dentada
bullet La balanza hidrostática
bullet Los espejos ustorios

Alexander Bell (U.S.A. 1876)

bullet El teléfono

Louis Braille (Fr. 1834)

bullet Escritura para ciegos

Brewer (Ingl. 1830)

bullet El sobre

Anders Celsius (Sueco 1742)

bullet Termómetro en grados centígrados

Juan de la Cierva (Esp. 1896-1936)

bullet El autogiro, precursor del helicóptero actual

Henri Chretien (Fr. 1929)

bullet El Cinemascope

Jacques Daguerre (Fr. 1839)

bullet La máquina fotográfica con objetivo

Tomás Edison (U.S.A.)

bullet La bombilla incandescente
bullet El fonógrafo
bullet El acumulador

Daniel Fahrenheit (Al. 1714)

bullet El termómetro de mercurio

Enrico Fermi (It. 1942)

bullet Primera pila atómica

Benjamín Franklin (U.S.A. 1752)

bullet El pararrayos

Robert Fulton (U.S.A. 1807)

bullet El barco de vapor

Galileo Galilei (It. 1610)

bullet El microscopio
bullet El telescopio

Blasco de Garay (Esp. S. XVI)

bullet Primer buque de ruedas

Hans Geiger (Al. 1913)

bullet El contador para calcular la radioactividad

Zénobe Gramme (Belga 1868)

bullet La dínamo

Joseph Guillotín (Fr. Fines del S. XVIII)

bullet La Guillotina

Gutenberg (Al. 1436)

bullet La imprenta de tipos móviles

Peter Henlein (Al. 1510)

bullet El primer reloj

Rowland Hill (Ingl. 1837)

bullet El sello postal

Joseph-Marie Jacquard (Fr. 1801)

bullet El telar para tejer

Auguste Lacoste (Fr. 1906)

bullet El cine sonoro

Etienne Lenoir (Belga 1860)

bullet El motor de gas

John Logie-Baird (Ingl. 1926)

bullet Uno de los inventores de la Televisión

Auguste y Louis Lumière (1895)

bullet El Cinematógrafo

John Mac Adam (Escocés Fines de S. XVIII y Comienzos del XIX)

bullet El Macadam para pavimentar carreteras

Guglielmo Marconi (It. 1895)

bullet La radio (Efectuó los primeros enlaces de radio)
bullet La telegrafía sin Hilos

Hermanos Montgolfier (Fr. 1782)

bullet El aeróstato con aire caliente

Narciso Monturiol (Esp. 1819-1885)

bullet El submarino Ictíneo

Samuel Morse (U.S.A. 1837)

bullet El telégrafo eléctrico (La primera concepción la realizó el escocés Carlos Marshall en 1753)
bullet El alfabeto Morse

Nicéphore Niepce (Fr. principios del S. XIX)

bullet Uno de los inventores de la fotografía

Alfredo Nóbel (Sueco Finales del S. XIX)

bullet La dinamita

Otto (Al. 1877)

bullet El motor de cuatro tiempos que permitió la invención del automóvil

Denis Papin (Fr. 1690)

bullet La máquina de vapor
bullet El barco de vapor

Blaise Pascal (Fr. 1641)

bullet La máquina de calcular, sumar y restar
bullet La prensa hidráulica

Isaac Peral (Esp. 1851-1895)

bullet El submarino Peral

René-Antoine Reaumur (1739)

bullet Termómetro de alcohol y de los grados de temperatura

Ángelo Salmoraighi (It. 1894)

bullet El primer periscopio

Adolphe Sax (Belga – Fr Mitad de S. XIX)

bullet El Saxofón

William Shockeley (U.S.A.1948)

bullet Los transistores

Werner Siemens (Al. 1879)

bullet La locomotora eléctrica

Georges Stephenson (Ingl. 1814)

bullet El principal inventor de la locomotora a vapor

William Thomson (Ingl. 1845)

bullet La cámara de aire

Tirón (Liberto de Cicerón)

bullet La taquigrafía

Leonardo da Vinci (It. 1500)

bullet La hélice
bullet Máquinas voladoras

Walton (1860)

bullet El linóleo

Watson-Wat (Ingl. 1935)

bullet Puesta a punto del radar

Yale (U.S.A. 1848)

bullet La cerradura de seguridad

Fernando Zeppelin (Al. 1900)

bullet El dirigible rígido

Edward Branly (Fr. 1890)

bullet Uno de los inventores de la Telegrafía sin Hilos

Jaime Watt (Escocés  1800)

bullet Máquina de vapor
bullet Martillo Pilón

Alejandro Volta (It. 1801  )

bullet La pila eléctrica
bullet Electróforo
bullet El Endiómetro

Roentgen (Ingl. 1890)

bullet El tubo  de Crookes
bullet Los Rayos X

Carlos Alberto Tellier (Fr. 1876)

bullet El frigorífico (La cámara de frío)

Rodolfo Diesel (Fr. 1893)

bullet El motor racional de calor

Sissa (Brahmán hindú – Siglo V)

bullet El ajedrez

Degli Armati (It. 1285)

bullet Los anteojos

Pedro Henlein (1542)

bullet El reloj de bolsillo

Juan Fernel (Fr.  1496-1558)

bullet El taxímetro

Evangelista Torricelli (It. S. XVII)

bullet El barómetro

Felipe Lebón (Fr. 1785)

bullet El gas de alumbrado

Elías Howe  (U.S.A. S. XIX)

bullet La máquina de coser

Luis Senefelder (Checo. 1796)

bullet La litografía

Humphry Davy (Ingl. 1816)

bullet La lámpara de seguridad para mineros

Enrique Hertz (Al. S. XIX)

bullet El oscilador  (que permitió la transmisión de ondas eléctricas y radiales a distancia)

Inventores Argentinos y sus Inventos

Fecha Inventor Invento
1810 Miguel Colombise Nuevo control de navegación para
aeróstatos.
1813 Andrés Tejeda Máquina hiladora.
1813 Fray Luis Beltrán Herramientas
metalúrgicas, arneses y batanes
para el Ejército de los Andes.
1876 Elías O´Donell Nuevo tipo de aeróstato.
1891 Juan Vucetich Sistema Dactiloscópico para la identificación
de las personas.
1914 Luis Agote Instrumentos para la transfusión sanguínea. Realiza por primera vez en el mundo una transfusión con sangre almacenada.
1916 Raúl Pateras de Pescara Primer helicóptero eficaz en la
historia de la aviación
.
1917 Quirino Cristiani Tecnología para realizar dibujos animados.
Filma el primer largometraje de dibujos animados.
1925 Vicente Almandos Almonacid Sistema de navegación nocturno de aviones y guías para bombarderos.
1928 Ángel Di Césare y Alejandro Castelvi Colectivo
1929 Francisco Avolio Amortiguador hidroneumático
1930 Enrique Finochietto Instrumental quirúrgico, por ejemplo el separador intercostal a
cremallera
1953 José Fandi Secador de pisos de una sola
pieza
, instrumento doméstico
1968 Jorge Weber Tapa de rosca degollable
1970 Eduardo Taurozzi Motor pendular de combustión
interna
1970 Juan Bertagni Plano sonoro
1979 Francisco De Pedro Soporte fijo para
marcapasos
1983 Mario Dávila
Semáforo para ciegos
1989 Carlos Arcusín Jeringa autodescartable. Capuchón de seguridad para agujas hipodérmicas
1994 Claudio Blotta Camilla automática para emergencias

MEMBRACEL

Un invento argentino que se usa cada vez más. Cura escaras, cicatriza y levanta senos caídos. Fue desarrollada por una bioquímica porteña especializada en colágeno. El más interesante invento argentino de la década pasada en el campo de la salud (y el más premiado) ha sido sin muchas dudas la membracel, un material biomédico revolucionario pero poco conocido. Los evaluadores de patentes tienen su opinión sobre este desarrollo de la doctora Celia Mohadeb, bioquímica argentina especializada en colágeno: en 1998, la membrana ganó el premio Ladislao Biro del Salón Nacional de Inventos organizado por el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial Argentina (INPI), dependiente del Ministerio de Economía, y en 1999 se alzó nuevamente con la medalla de oro, pero esta vez en la exposición de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, la más importante feria del mundo en el campo de la invención. Bajo su aspecto poco espectacular, este apósito de colágeno tiene propiedades extraordinarias: permite emparchar quemaduras, escaras, várices ulceradas e incluso lesiones quirúrgicas, pero acortando a la mitad los tiempos de cicatrización. ¿Importa esto? Sí. Para un quemado grave, significa la mitad de riesgo de infección fatal, y para un diabético o un anciano con úlceras irreductibles, la diferencia entre la curación o una larga ruleta rusa con la gangrena. Capaz de clausurar en días heridas que no cicatrizaron en años, la membracel ahora invade -silenciosamente- otras áreas médicas: en algunos hospitales públicos de la Argentina logra cosas tan disímiles como recubrir cavidades para implantes dentales, impedir complicaciones quirúrgicas o levantar senos caídos. Cómo se usa y qué logra La membrana se adhiere sola a la superficie de la herida. Es tan transparente que permite monitorear la evolución sin retirarla, y tan selectivamente permeable que le permite al lecho sangrante exudar líquidos -lo que acelera su secado y cicatrización-, pero dejando afuera bacterias y hongos. La permeabilidad del apósito permite pincelar la herida con antisépticos y/o antibióticos a través de la lámina sin retirarla. En realidad, una vez puesta ya no se saca: se reabsorberá sola en el tejido cicatrizal, cuya cobertura de la herida se acelera porque la membrana les da un soporte natural a los granulocitos, las células regenerativas, que además crecen organizadamente sobre la matriz de colágeno, sin esas famosas cicatrices queloides. La piel regenerada con la membracel es casi naturalmente lisa. Todo esto ha sido avalado por estudios clínicos realizados en el Hospital de Quemados de Buenos Aires, el Centro de Asistencia Médica Integral al Quemado, el Hospital Militar Central, el hospital Rivadavia y el Argerich, de Buenos Aires, entre muchos otros. El invento de la doctora Mohadeb superó técnicamente todas las opciones preexistentes de remplazo de piel, porque: A diferencia del habitual parche de piel cadavérica (humana o de cerdo), no se recambia en caso de infección, no causa rechazo inmune y está libre de virus. # A diferencia de los cultivos artesanales autólogos (de piel propia), la membracel sella toda la herida simultáneamente, prende siempre, se fabrica industrialmente y es de bajo costo. En cambio, los parches cultivados con células de piel demoran de 18 a 40 días en formarse, prenden sólo en el 70 por ciento de los casos y son muy caros. # A diferencia de las láminas sintéticas (de teflón, poliuretano, goretex, etcétera), esta membranita está hecha de una molécula biológica reabsorbible (colágeno) que acelera y ordena el crecimiento cicatrizalSolución en busca de problemas En algunos quirófanos de los hospitales Rivadavia y Argerich, particularmente, la membrana de Mohadeb ya dejó atrás escaras y quemaduras y ahora se las entiende con heridas quirúrgicas, jugando un rol importante en operaciones tanto laparoscópicas como a cielo abierto. Según un estudio del doctor Edgardo Altman Canestri y colaboradores, con la membracel cicatrizó bien el 85 por ciento de los pacientes de entre 40 y 60 años, y el 75 por ciento de los de mayor edad; todos ellos con várices irreductiblemente ulceradas. Entre las peores lesiones había también algunas escaras de decúbito, úlceras dolorosas producidas por compresión continuada de la piel que dejan en carne viva la zona lumbar de las personas inmovilizadas totalmente y son causa frecuente de mortalidad por infección. Desde 1995, el cirujano plástico Jorge Güerrisi, jefe de su área en el Hospital Argerich, le inventó otros usos a la membracel, entre ellos, el de levantar senos caídos. Güerrisi lo explica así: “Se toma una tira larga de la membracel y se la pasa bajo el seno, levantándolo como una hamaca. Los extremos se suturan arriba, en los músculos pectorales. Al irse reabsorbiendo, la membrana crea una «cama» de tejido fibroso, flexible pero resistente, que levanta el seno en forma permanente, con naturalidad y sin necesidad de implantes”. Esto es apenas un ejemplo de las poco exploradas posibilidades de lo que es ni más ni menos que un nuevo material biomédico. Variándole el espesor, la textura, la resistencia, la estructura microscópica, Mohadeb está produciendo toda una familia de subproductos de membracel. Algunos de sus miembros son insólitos (como una membrana quirúrgica capaz de envolver huesos rotos, o un polvo capaz de rellenar agujeros de trauma en tejidos blandos). Otros podrían ser más de “calle”: por ejemplo, un apósito de venta libre. En suma, la doctora Celia Mohadeb, investigadora del porteño barrio de Pompeya, persona modesta y poco amiga de la publicidad, inventó una solución en busca de problemas. (La Nación)